Saltar al contenido
Esdehombre.com

7 trucos para una afeitada perfecta

La afeitada no tiene que ser una tortura, si bien es cierto no es que nos hayan enseñado a una forma de hacerla perfecta, nunca es tarde para aprender unos cuantos trucos para no maltratar nuestro rostro y de paso, quedar lo mejor presentados posibles.

LEA TAMBIÉN: 5 razones para dejarse barba

A continuación 8 consejos que nos pueden ayudar mucho…

  1. Tu barba debe estar húmeda: aunque suene un poco raro, muchas personas se afeitan en seco, hay que tener en cuenta que el vello facial absorbe hasta un 30% de su volumen en agua, y estamos hablando de una cuchilla pasando por nuestro rostro, lo más sano es que estemos bien hidratados, incluso expertos aconsejan afeitarse después de la ducha.
  2. La importancia de una buena crema de afeitar: las cremas o geles de afeitar están diseñadas para una correcta afeitada, no así los jabones o shampoos, en el mercado hay una gran cantidad de marcas y presentaciones, lo mejor es buscar la que más se acomode a nuestra cara
  3. Prueba usar un cepillo para aplicar la crema de afeitar: Los barberos lo usan frecuentemente y es por una razón, una buena brocha ayuda a esparcir la crema o la espuma, crea una leve capa lubricante y ayuda a remover células muertas, es una muy buena idea.
  4. Usa una buena maquina de afeitar: invertir en una maquina de calidad es de las mejores inversiones, una maquina barata o de baja calidad es un boleto directo a una lesión en la cara o problemas para afeitadas posteriores, así mismo es importante secarles adecuadamente y alejarlas del polvo y la humedad una vez usada.
  5. Afeitarse en la dirección que crece el vello: puede que siempre lo hayamos hecho de la manera más adecuada, en forma contraría, pero por esta razón es que suceden los cortes, lo otro es no presionar demasiado la maquina de afeitar contra la piel, y nunca hacerlo de afán, es necesario tomarnos nuestro tiempo.
  6. Repasar para quedar más al ras: si se puede, pero nunca hacerlo en seco o sin crema, de esta manera evitaremos al máximo irritaciones o cortes.
  7. terminar el afeitado: si bien es cierto es bueno usar agua tibia, después se puede enjuagar con agua fría y usar colonia para después del afeitado, una vez seca la cara no sobra humectar la cara con una buena crema humectante acorde a nuestra piel.

Puede que nos agobiemos un poco al tener que afeitarnos, pero con estos simples consejos podemos estar seguros que tendremos una mejor y cuidada piel y evitaremos cortes, resequedad y lesiones.

¿Tienes algún otro truco? compártelo en los comentarios…